miércoles, 21 de enero de 2009

La Dictadura Ortega Murillo, San Mateo y el Presupuesto Nacional

Borrón y cuenta nueva. Los pandilleros regresaron a sus barriadas después de haber estado semanas recorriendo metrocentro y otros lugares poco acostumbrados. Los de camisa blanca regresaron a las cajas de los bancos neoliberales y los activistas políticos igualmente se ocupan de lo cotidiano, ya ni en las mesas de trago sale el tema que los ocupaba en cuerpo y alma. A los pocos que la reconciliación bipartidista les incomoda, deberían recordar que todo esto no es solo obra e idea de nuestros lideres políticos.

Mateo, el evangelista menos apreciado por haber sido no solo prestamista sino cobrador de impuestos, es el que pone en boca de Jesús el origen del pacto. La insistencia del ahora San Mateo en contar como para Jesús perdonar y olvidar es tan importante, es considerando su misma reputación, al menos sospechoso. Según sus relatos cuando El Mesías llega a su pueblo, al primero que visita es a un socio de él, un usurero paralítico. Jesús le dice a este en la primera plática que sus pecados están perdonados. Los que presenciaban este acto, conocedores de las hazañas de Levi y poco acostumbrados a que a ellos se les perdonara algo, protestaron a gritos. En ese momento parece que Jesús preguntó, y que es más fácil?, decir te perdonó los pecados o decirle a este paralítico levantáte y andáte?, sin esperar respuesta hizo que ese mediocre postrado en su cama saliera caminando. El usurero y estafador ganó dos veces, si el pueblo ofendido no hubiese reclamado tanto, no hubiera salido tan bien parado.

En Nicaragua el monopolio del perdón es el instrumento más importante de la Dictadura. Esta requiere como de costumbre un público en el cual aplicarlo y devotos capaces de agradecer estos favores. Perdona para ser perdonado y perdona para someter. Borrón y cuenta nueva, así comenzamos este año y con esa nueva consigna a muchos de nosotros nos tocara de alguna manera, seremos con suerte perdonados y obligados a agradecer. La Dictadura alentada por el prurito de dominar y estimulada por el déficit presupuestario, utilizará todos los instrumentos para perforar todo lo que se mueva. Poner multas es cosa fácil para casi seis instituciones y sus poderes alcanzan desde la gran empresa Montelimar hasta la misma Raca Chaca. Si no nos despegamos la multa gana el presupuesto de los Ortegamurillo, si lo hacemos por algún conocido del régimen, algún favor tendremos que das a cambio.

1 comentario:

nimrod dijo...

bienvenido amigo, tenia rato de no publicar

Blogalaxia